Niñ@s y Jóvenes


De mayor quiero ser

A través de la diversión y de juegos estimulantes potenciamos las capacidades emocionales y sociales de tu hijo para que sea feliz

Muchos profesionales en ciencias sociales creen que los problemas de los niños de hoy pueden explicarse por los cambios complejos que se han producido en las pautas sociales en los últimos cuarenta años, incluyendo el aumento del porcentaje de divorcios, la influencia penetrante y negativa de la televisión y los medios de comunicación, la falta de respeto hacia las escuelas como fuente de autoridad, y el tiempo cada vez mas reducido que los padres le dedican a sus hijos.

Aceptando por un momento que los cambios sociales resultan inevitables, se plantea entonces la siguiente pregunta: ¿qué puede usted hacer para criar a niños felices, saludables y productivos?

Un coeficiente emocional elevado es por lo menos tan importante como tener un coeficiente intelectual elevado.

Un estudio tras otro demuestra que los niños con capacidades en el campo de la inteligencia emocional son más felices, mas confiados y tienen más éxito en la escuela.

Estas capacidades se convierten en la base para que tus hijos se vuelvan adultos responsables, atentos y productivos.

Si cultivamos hábitos sociales y emocionales sanos y apropiados en nosotros y en nuestros hijos, podremos aprender a regular mejor las emociones, es decir no quedarnos en l

as emociones negativas, más allá de lo que es sano y saludable y fomentar las positivas como la empatía, la compasión y la cooperación; cualidades adquiribles por todo el mundo con el entrenamiento adecuado.

niño