Lo que pensamos varía nuestra biología. Creencias

Os resumo algunos de las interesantes respuestas que da el Doctor Bruce Lipton, sobre cómo influyen en nosotros nuestras creencias y de dónde vienen. (Es investigador en biología celular y podéis leerla entera aqui.)
 – Las percepciones que formamos durante los primeros seis años, cuando el cerebro recibe la máxima información en un mínimo de tiempo para entender el entorno, nos afectan el resto de la vida.
 – Aprendemos a vernos como nos ven, a valorarnos como nos valoran. Lo que escuchamos y vivimos nos forma. No vemos el mundo como es, vemos el mundo como somos. Somos víctimas de nuestras creencias, pero podemos cambiarlas.
 – El subconsciente es un procesador de información un millón de veces más rápido que la mente consciente y utiliza entre el 95% y el 99% del tiempo la información ya almacenada desde nuestra niñez como un referente. Por eso cuando decidimos algo conscientemente como, por ejemplo, ganar más dinero, si nuestro subconsciente contiene información de que es muy difícil ganarse la vida, no lo conseguiremos.

No se trata de un gurú de las pseudociencias, Lipton impartió clases de Biología Celular en la facultad de Medicina de la Universidad de Wisconsin y más tarde llevó a cabo estudios pioneros de epigenética en la facultad de Medicina de la Universidad de Stanford que lo llevaron al convencimiento de que nuestro cuerpo puede cambiar si reeducamos nuestras creencias y percepciones limitadoras. El problema siempre es el cómo: cómo cambiar la información del subconsciente. En su libro La biología de la creencia (Palmyra) recomienda métodos como el PSYCH-K. Y en La biología de la transformación (La esfera de los libros) explica la posibilidad de una evolución espontánea de nuestra especie.

Enhanced by Zemanta

Todo está en nada

Inteligencia emocional y otras habilidades

106-Todo-esta-en-Nada

Hoy te quiero a hablar de un libro que acabo de leer hace pocos días. Un texto pequeño en extensión (apenas 80 páginas) pero grande en contenido. Se trata de un breve cuento acerca de la toma de consciencia que se titula “Todo está en nada”. Una amiga mía, que conoce el gusto que tengo por estos temas de autoconocimiento y crecimiento personal, me lo ha regalado durante estas navidades pasadas.

No soy una persona que suela alegrarse cuando le regalan libros a ciegas, porque en mi caso rara vez se acierta (prefiero comprarlos o elegirlos yo mismo) pero he de decir que me ha gustado mucho, me ha sorprendido gratamente, he disfrutado de su lectura, me ha parecido enriquecedora, y aunque me quedé con ganas de más (estoy acostumbrado a la lectura de libros más extensos y densos) el sabor que me ha dejado es dulce. El libro…

Ver la entrada original 442 palabras más